La condición física...

 Por: Rafael Herrera Aguirre  

La evolución del futbol ha sido tal, que ahora ya no es suficiente con que el árbitro mantenga una aceptable condición física, producto de entrenar al menos 3 veces por semana, cuando los jugadores entrenan 5 días por semana y en ocasiones en sesión doble. 

Los encuentros se desarrollan en distintos climas, horarios y alturas (sobre el nivel del mar), por eso es fundamental que el árbitro mantenga un nivel físico óptimo, para que pueda dirigir eficientemente en cualquier circunstancia. 

La comisión de árbitros de la FIFA hace énfasis en exigirle a sus agremiados, que mantengan un nivel de condición física que les permita dirigir encuentros de alto nivel competitivo como los que recientemente vimos en la Copa del Mundo.

De ahí se desprende la importancia de que el responsable del acondicionamiento físico, en México tuve el honor de que fuera en mi época el Prof. Tadeusz Kepka, tenga la labor de aplicar programas de acondicionamiento físico integral para mantener y en su caso mejorar el nivel físico de los árbitros profesionales. 

Recuerdo que cuando entrenabamos en el Bosque de Tlálpan algunos árbitros se quejaban porque las rutinas de entrenamiento eran muy difíciles de cumplir, por lo desgastante que se habían vuelto, pero les comentaba a mis compañeros que solo cumpliendo con el programa de entrenamiento que el Prof. Kepka nos aplicaba, podríamos estar listos para dirigir cualquier partido en nuestro país o en el extranjero, ya que el acondicionamiento físico es una herramienta fundamental en la labor arbitral. 

Quiero expresar en estas líneas mi personal agradecimiento al Prof. Tadeusz Kepka, ya que gracias a su carácter y estilo para motivar al grupo arbitral en los entrenamiento y a sus consejos personales, logré tener un nivel físico adecuado que me permitió aprobar satisfactoriamente todas mis pruebas de FIFA, ¡muchas gracias profesor!. 

Por cierto, antes la FIFA consideraba que el árbitro de nivel internacional, demostraba una buena condición física si superaba el Test de Cooper, más dos carreras de 200 mts. y dos de 50 mts., en los parámetros de tiempo establecidos. 

Pero al día de hoy se ha comprobado que el árbitro requiere de un desgaste físico cada vez mayor, para poder estar bien ubicado en el terreno de juego y lograr juzgar acertadamente las acciones, cada vez más rápidas, que se le presenten, por eso las nuevas pruebas físicas que establece la FIFA son un filtro que le permite garantizar que los árbitros que las aprueben, no tendrán ningún problema para dirigir encuentros de talla internacional.

Me enviaron un correo electrónico en donde me solicitan que les comente un programa de acondicionamiento que pudieran realizar para mejorar su condición física.

De inicio les comento que la actividad física requiere que nuestro organismo se encuentre en buenas condiciones, ya que el sobrepeso, la presión arterial alta, algún antecedente de padecimiento cardíaco o alguna lesión muscular, serán factores que nos impedirán realizar adecuadamente el entrenamiento.

Por eso el programa de entrenamiento debe iniciar con un chequeo médico que nos garantice que el ejercicio que realizaremos será para beneficio de nuestro organismo y no al contrario.

El entrenamiento del árbitro debe ser siempre supervisado por algun especialista en la materia, para que el programa de acondicionamiento físico se aplique en forma personalizada, evitando con ello alguna posible lesión. 

El incremento en la condición física es el resultado de la suma de esfuerzo y constancia en el entrenamiento, por eso se debe mantener la disciplina de entrenar diariamente, además de evitar los malos hábitos como son: fumar, beber y desvelarse. 

Recuerda que el árbitro también es un deportista y por eso debe ser disciplinado y constante en su actividad física, no solo en los entrenamientos, sino también en sus hábitos alimenticios y aseo personal.