Nota completa...

 Por: Rafael Herrera Aguirre  

Silbatazo editorial

El Auditorio del SITATYR, en la colonia Del Valle, fue la sede del evento arbitral del año, me refiero a la presentación del libro titulado “El Silbatazo Final” de nuestro buen amigo el M.V.Z. Eduardo Brizio Carter.

La tarde lluviosa y fría que se vivió en la capital del país ese día, contrastó con el calor humano y solidario que vivimos en el citado auditorio.

Una lluvia de estrellas arbitrales y deportivas se hicieron presentes para compartir con Eduardo Brizio este importante momento en su vida personal.

Tuvimos la oportunidad de saludar a los ex miembros de la Comisión de Árbitros de México, como el Coronel Mario Rubio Vázquez y su amable esposa, el Lic. José Antonio Garza y Ochoa, así como al actual asesor arbitral de la misma, José Guadalupe Martínez Olvera. 

También estuvieron presentes, los afamados árbitros mexicanos y hoy comentaristas deportivos, Dn. Arturo Brizio Carter, Bonifacio Núñez Vega y Felipe de Jesús Ramos Rizo.

Emilio Fernando Alonso y esposa, Luis Roberto Alves “Zague”, Maximiliano “Max” Marín y Anselmo Alonso, fueron algunas de las celebridades que muy atentas escucharon las palabras de nuestro gentil anfitrión.

Algunos miembros de la familia Brizio le acompañaron en este especial evento, donde tuvimos el gusto de saludar a su querida mamá, su esposa e hijos y varios familiares más que le motivaron a conseguir esta meta.

La familia arbitral mexicana fue representada por los árbitros y asistentes profesionales retirados Jaime Herrera Garduño, Gilberto Alcalá Pineda, su hermano Alfonso, Luis Alberto de la Rosa, Alejandro Phillips, Horacio Carrasco y este su seguro servidor.

Cabe destacar la presencia de Dn. Salvador Bello Fernández, vice Presidente del Colegio de Árbitros del Sur, quien tuvo la oportunidad de convivir con los árbitros y las personalidades que estuvieron presentes, enhorabuena mi buen amigo.

El maestro de ceremonias, Guillermo Alejandro Leal, con su agradable estilo, hizo más amena la presentación del libro.

Tras las emotivas palabras del autor y de su hermano, adquirimos de inmediato el libro en referencia, para que nos lo autografiara y así poder disfrutar de este importante ejemplar.

Enhorabuena “Lalo”, sabemos que tu libro será muy exitoso por los temas que en él tratas, seguramente nos compartirás otro... “silbatazo editorial”
.