Nota completa...

 Por: Rafael Herrera Aguirre  

Jaime Herrera Garduño se retira del Arbitraje Profesional

Tras 19 años de exitosa carrera, el Lic. Jaime Herrera Garduño, conocido cariñosamente por sus amigos cercanos como "Jimmy Brizio" ha colgado el silbato como árbitro profesional e internacional con gafete de FIFA.

Herrera Garduño, dirigió partidos del futbol mexicano en todas sus divisiones hasta llegar a la Primera División Profesional Mexicana.

Entre los agradecimientos mencionados en la conferencia de prensa, que se realizó en el auditorio del CECAP, incluyó a las actuales autoridades de la Federación Mexicana de Fútbol, al Presidente de la misma Justino Compeán, al Secretario General Decio de María Serrano y por supuesto al Presidente de la Comisión de Árbitros Aarón "Gansito" Padilla.

También declaró: “agradezco a los propietarios, presidentes, directivos, cuerpos técnicos y jugadores de todas las categorías de los equipos agremiados a la FeMexFut”

Expresó lo que siempre buscó mientras vestía de negro: “Dediqué todo mi esfuerzo a ser un árbitro imparcial, apegado siempre a la norma. En cada oportunidad me esforcé por garantizar la integridad de los jugadores. En cada partido trabajé por contribuir a que la contiendas se libraran con honor. En cada juego busqué que los equipos dieran el espectáculo limpio y digno que los espectadores y aficionados merecen”.

En sesión de preguntas y respuestas con los medios de comunicación, dijo que buscará nuevas metas en su vida: “quiero buscar nuevos objetivos aquí o en otros lugares, quiero conquistar nuevas metas para mí. Me voy agradecido con la FeMexFut, se que se me abrirá un abanico de oportunidades nuevas y me siento preparado para lograr nuevas metas.”

Jaime Herrera también mencionó que ser árbitro profesional en México es tan difícil como hermoso: “es una profesión tan difícil como hermosa, es una profesión sui generis, es difícil transmitir lo que significa, es apasionante, es distinto a lo que todo mundo ve, a lo que todo mundo conoce”.

Debemos recordar que su último encuentro dirigido como árbitro internacional con Gafete de FIFA en activo, fue el 30 de julio del 2011, cuando dirigió el encuentro por el 3er. lugar de la categoría "B" de los Juegos Interbancarios en la cancha 1 de Veteranos en Xochimilco.

Aclaró que se va: “completamente en paz y agradecido, me voy muy contento y muy agradecido. Considero que es el momento correcto para retirarme, me voy porque voy a estudiar en el extranjero, me seguiré preparando y enfrentando las oportunidades que vayan a surgir.”

En www.arbitros.com.mx le deseamos a nuestro amigo personal todo género de éxitos en sus proyectos profesionales y de vida, ¡hasta pronto Jimmy!...


Se hizo injusticia
Por: Arturo Brizio Carter

Se dice que en la antigua Roma, cuando era sometido al escrutinio de la justicia algún caso y este era deliberado y votado, el edil pretoriano anunciaba la sentencia y lo daba por concluido pronunciando la siguiente frase: “Se hizo justicia”.

Valiéndome de esa cita, me permito cambiar el sentido para contarle a usted, amable lector, la injusticia que se cometió con el silbante Jaime Herrera Garduño por parte de la comisión de árbitros de la FEMEXFUT, al orillarlo a un retiro prematuro sin darle la mínima oportunidad para defender su carrera en el foro al que debió tener acceso, como lo es el terreno de juego.

Al buen “Jimmy” le costó trabajo llegar a dirigir en primera división. Diez años tardó en llegar a su cita con el acariciado sueño y en el torneo Clausura 2006, logró inscribir su nombre en la historia arbitral de este país. De ahí en adelante, hasta la semana pasada en que anunció que colgaba el silbato, las oportunidades fueron recibidas a cuentagotas, sin la continuidad que requiere un profesional en cualquier rama del quehacer humano para lograr la consolidación y, lo que es peor, sin que mediara alguna explicación.

En alguno de los torneos incluso llegó a pitar el clásico América contra Guadalajara y la verdad, lo hizo bastante bien. Todos esperaban que a partir de ese momento, la carrera de Herrera tomara vuelo pero no, simplemente continuó con el bajo promedio de actuaciones por campeonato y con acceso restringido para aparecer en la Liguilla.

El colmo fue cuando le confirieron el gafete de FIFA que lo acreditaba como juez internacional. Otra vez creímos que se obraba con cordura al interior del mando arbitral y que Jaime estaría en posibilidad de luchar, en igualdad de condiciones, por consolidar su carrera.

Equivocación. La cabeza de este chico tenía precio desde mucho tiempo atrás.

El delirio de persecución que ha caracterizado la gestión de Aarón Padilla buscó un “chivo expiatorio” a la constante “fuga de información” con la que, según los brillantes asesores del “gansito”, se nutren los críticos arbitrales y la prensa en general, cargándole los “muertitos” al Jimmy, a quién calificaron frecuentemente de “grillo” y “oreja”.

Este proceder de los jerarcas arbitrales estuvo, además, signado por la cobardía, ya que jamás hablaron de frente con el nazareno y lo obligaron a tomar una determinación que, por lo demás, habla bien de un tipo que no se conformó con las migajas de una designación cada dos meses.

¿Tendrán alguna idea Don Justino y su inseparable Decio de lo que tarda en formarse un árbitro? Seguramente no, porque si lo supieran, inmediatamente llamarían a cuentas a Padilla por la deserción de dos jueces en menos de tres semanas.

En fin, un abrazo para Jaime, un deseo positivo para su futuro y yo, al estilo de los ediles romanos, alzaré mi voz para anunciar: “Se hizo injusticia”