FIFA cumple 105 años...

 Por: FIFA.com  

Un estudio realizado en Inglaterra el mes pasado reveló que casi el 60% de los hombres piensan en el fútbol más de una hora cada día. En cualquier caso, dicha adicción no es exclusiva de los nacidos en la cuna del balompié ni, desde luego, de los hombres. 

"El fútbol es el deporte más grande del mundo", afirmó Pelé, su más famoso embajador. "Es una obsesión abrazada mundialmente por hombres, mujeres y niños. Es el jogo bonito". 

O Rei es solamente una de las innumerables fuentes de contagiosa magia que han transformado el fútbol en la fijación colectiva que es hoy. Entre las muchas otras, figuran jugadores como Ferenc Puskas, Johan Cruyff y Zinedine Zidane. Destacan partidos como el Portugal-RDP de Corea y el Alemania-Italia de las Copas Mundiales de la FIFA 1966 y 2006, respectivamente, o como la final de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2007 entre el AC Milan y Boca Juniors. Y relucen goles como el del argentino Diego Armando Maradona frente a Inglaterra tras una excepcional sucesión de regates en México 1986, el que marcó Rabah Madjer (Oporto) contra el Bayern de Múnich en la final de la Copa de Europa un año después, o el de la brasileña Marta contra Estados Unidos en las semifinales de la Copa Mundial Femenina de la FIFA China 2007. 

Todo esto es algo que solemos dar por sentado. Sin embargo, de no haber sido por la creación de un organismo rector, millones y millones de entusiastas de todo el mundo no habrían podido gozar del incomparable esplendor del fútbol. Hoy, la Fédération Internationale de Football Association, celebra su 105º aniversario.


La fundación de la FIFA se la debemos a cuatro hombres: Carl Anton Wilhelm Hirschman, que abogó por celebrar la reunión de París en la que se originó; Robert Guérin, su primer presidente; y los también franceses Henri Delaunay y Jules Rimet, quienes desempeñaron un papel fundamental en la inauguración de la Copa Mundial de la FIFA (que rápidamente pasó a ser, y sigue siendo desde entonces, el mayor acontecimiento deportivo del planeta). 

Inicialmente, la FIFA constaba de 7 asociaciones miembros, todas de Europa. Actualmente cuenta con 208, pertenecientes a los cinco continentes habitables. Se creó con la ambición de "fomentar partidos entre países y, con el tiempo, crear un Campeonato de Europa". Hoy día organiza 14 competiciones, tanto de selecciones como de clubes, en las que participan equipos de todo el mundo, mientras que las confederaciones asociadas a ella celebran muchísimas más. 

Y no sólo eso. El fútbol, bajo el control de la FIFA, ha ayudado a romper barreras raciales e, incluso, ha conseguido que algunas guerras se dieran un descanso provisional. En efecto, pese a las gélidas temperaturas, las fuerzas armadas británicas y alemanas acordaron una fugaz tregua durante la I Guerra Mundial para jugar un partido amistoso el día de Navidad. En 1967, asimismo, durante la Guerra Civil nigeriana, se pactó y se llevó a cabo un alto el fuego de 48 horas, para permitir que los soldados de los dos bandos enfrentados vieran un partido de exhibición donde jugaba el Santos de Pelé. 

"El fútbol reconcilia a la gente y a los grupos enemistados", afirmó el Presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter. "Es capaz de romper barreras y de sembrar la ilusión. Es una fuente maravillosa de entretenimiento y de emoción que representa a más de mil millones de personas". 

Con espectáculos como la final de la Liga de Campeones de la UEFA y la Copa FIFA Confederaciones a la vuelta de la esquina, y a sólo 385 días de la XIX edición de la Copa Mundial de la FIFA, no cabe duda de que esos más de mil millones de personas tienen motivos para la celebración. Hoy, sin embargo, la organización que preside el fútbol tiene su propia circunstancia especial que conmemorar. 

¡Feliz cumpleaños, FIFA!.