EN LA LINEA...

Por: Ernesto Martínez Ponce 

QUE RUEDE EL BALÓN

A punto de iniciar un torneo más del fútbol mexicano en la Mx y Ascenso MX, el balón se echará a rodar esperando que los equipos dejen en la cancha un derroche que aspire a mejorar el espectáculo futbolístico, si bien es cierto como suele ocurrir destacan los equipos obligados por jerarquía, inversión pero sobretodo historia –de peso completo- saltan con la etiqueta de disputar el título en el caso de la MX y los que aspiran del Ascenso MX por retornar a la liga de privilegio.

El futuro como siempre es incierto, la sola calidad de “favorito” no da por descontado el jugar en la fase de post temporada, hay que ganar los partidos, por ende sumar la mayor cantidad de puntos que den la anhelada oportunidad de disputar el trofeo con el que todos sueñan, pero pocos conquistan.

La noble afición de los clubes, seguramente ya empezará a echar mano de sus ahorros para la compra de los abonos, playera, gorra, bandera, o ya de perdido del boleto por juego; sin embargo a partir de la fecha uno en ambas divisiones habrá especial interés ante la orden de la FMF a los silbantes para castigar conforme al reglamento el famoso grito del “EEEHHHH….P…..O”, el cual por desgracia ha dado la vuelta al mundo y saben que los mexicanos somos los creadores de esa forma peculiar de expresarse cuando el portero rival despeja la pelota; situación que FIFA no esta molesta, está enojada y lo que sigue.

La orden es clara, primero llamar la atención y conminar mediante el uso del sonido local a que los aficionados se abstengan de gritarlo, en caso de insistir suspender el cotejo unos minutos y enviar a los vestidores a los jugadores, si al reanudar el cotejo se reincide en la actitud negativa de manifestar el “eeehhh…..pp…oooo”…evacuarán el estadio sin devolver el importe de la entrada; sin embargo Apreciable Lector, lanzo una pregunta ¿Era necesario llegar a tal extremo? Considero que los aficionados deben valorar el esfuerzo de sus equipos al invertir en determinadas $$$$$ para contratar jugadores que les den satisfacciones en el torneo, disfrutar del fútbol de sus “ídolos”, más aún tratándose de un espectáculo familiar. Quizás muchas familias sólo esperan el día del partido para asistir al estadio y convivir entorno a su escuadra favorita.

Por otro lado ¿se atreverá algún árbitro? A llevar a cabo tales medidas, considerando que cada juego tiene señal de televisión, compromisos comerciales de la liga y de la propia televisora, los cuales sin duda son $$$$ fuertes ¿Por qué no reforzar la presencia de hombres encargados de seguridad que estén atentos a las tribunas desde las canchas? utilizar las cámaras de circuito cerrado para evitar que se les escape la menor causa que perturbe el desarrollo del encuentro.

Lo que una vez inicio como una gracia, hoy se ha convertido en fuerte dolor de cabeza y me atrevo a decir que hasta de cuerpo para las autoridades de la FMF, lo que en su momento no fue corregido espero no sea tarde para ello, es necesario que la afición colabore y erradique el grito por otro más ingenioso y que no resulte ofensivo al rival, al final es deporte –profesional- pero deporte al fin y se reúnen familias enteras...

Hasta la próxima, mientras tanto HAGA DEPORTE QUE NADA LE CUESTA.

Nota: Las opiniones que se presentan en esta columna, son responsabilidad única de su autor y no reflejan necesariamente la opinión periodística de arbitros.com.mx.

<< Nota Anterior