Para analizar...

 Por: Profr. Enrique Mendoza Guillén  

 

A propósito de árbitros debutantes

La Comisión de Árbitros Profesionales, perteneciente a la Federación Mexicana de Futbol actualmente dirigida por Rafael Mancilla Orvañanos, Carlos González Iribarren y Francisco Ramírez Díaz, son los principales responsables del buen funcionamiento de la misma. 

Pienso que con la experiencia de sus dirigentes, al hacer debutar a un árbitro en la 1ª. División del Campeonato Mexicano ya tomaron en cuenta varios factores como son: 
• El conocimiento de las Reglas de Juego
• Tener una buena condición Física
• Estar sano
• Haber desarrollado una personalidad que lo distinguió de los demás compañeros
• Tener una buena relación con los dirigentes y principalmente demostrar principios morales.
• Etc.


Pero ¿a qué viene este comentario?, a que con tristeza he visto que los actuales dirigentes arbitrales no tomarán el ejemplo de los procedimientos de evaluación que se realizaban con anterioridad, donde se les daba un puntual seguimiento a los árbitros tanto en el aspecto técnico como personal y por eso, estoy seguro de que se lograron detectar elementos de gran valor que inclusive llegaron a ser considerados como de los mejores del mundo.

Aparentemente esta comisión no les ha inculcado la ambición de superarse técnicamente y por eso los árbitros solamente están pensando en los $20,000.oo pesos que ganarán por juego o por lo que ganaran en los siguientes partidos. También se ha visto que, al menos en 4 o 5 de los árbitros que debutaron en la temporada pasada 2012, se insistió en darles continuidad para que “maduraran”, pero los árbitros que fueron apoyados solamente han mostrado falta de carácter, carecen de la personalidad necesaria para arbitrar encuentros de gran importancia, les faltan recursos arbitrales, carente técnica arbitral, y por eso se ven indecisos a la hora de tomar decisiones, es decir temerosos.


En contraste a lo anterior, ahora les comentaré las características que tenía que demostrar un árbitro a la comisión de antaño para poder debutar en la 1ª. División, y el porqué se les dio dicha oportunidad, más allá del conocimiento de las Reglas de Juego, debería:
• Demostrar buena técnica arbitral
• Reflejar una personalidad destacada con una simpatía innata, que lo hiciera agradable hacia los jugadores logrando con esto que los 22, se pusieran de acuerdo para respetar su decisiones (es decir credibilidad). 
• Saber conducir los juegos con buena actitud
• Tener un lenguaje corporal muy claro
Por todo ello, creo que antes al demostrar cualidades de liderazgo era muy difícil tener problemas en general en la dirección de los partidos.

En la actualidad les pregunto ¿qué no hay alguien que les enseñe un poco más que las Reglas de Juego?, porque me parece que también les ha dañado el obedecer “ciegamente” la instrucción que recibieron de dar mucha continuidad al juego, dejando de señalar faltas verdaderamente claras y graves, motivando con ello que los jugadores se molesten constantemente creando, a veces, el caos en los partidos.

¿Y ustedes, ¿qué opinan?..


Reciban un cordial saludo de su amigo

Enrique Mendoza Guillén