Inspector Arbitral...

 Por: Profr. Enrique Mendoza Guillén  

¿Otra vez lo mismo?

Ya se ha comentado hasta el cansancio, pero no avanzamos ni un centímetro al respecto, que mientras las Reglas de Juego no se cambien, los árbitros tendrán el poder absoluto y no se le debe discutir, así lo indican las mismas, por ello, deberán aprender acatar las decisiones del árbitro, aún cuando se sientan perjudicados.

Esto debe ser comprendido por los miembros del futbol profesional, quienes tienen la gran responsabilidad de educar y orientar a tantos aficionados que aman este maravilloso deporte.

Los primeros en acatar este concepto de respeto deben ser LOS DIRECTIVOS, así como LOS DIRECTORES TECNICOS y también LOS JUGADORES PROFESIONALES, quienes deberán comportarse correctamente ante los árbitros, ya que sin su participación no se podría efectuar un juego de futbol. Definitivamente tienen una gran responsabilidad social que cumplir, que adquieren cuando su equipo y todos sus integrantes son ejemplo a seguir por la niñez.

Desgraciadamente vemos como y en que forma cuestionan el trabajo de los árbitros, llevando una relación detallada de acciones, donde según ellos, han sido perjudicados, pero no se acuerdan de cuando fueron beneficiados.

Afortunadamente hay honrosas excepciones que no van acuerdo con esa conducta e influyen positivamente a sus integrantes de equipo.

Vemos con tristeza como algunos Directores Técnicos se desgañitan con alegatos inútiles hacia el 4º. Arbitro, a quien por cierto, tratan de convertir en su “Buzón de Quejas” (esto lo reproduzco de un gran Exjugador, Director Técnico y Columnista.), dando un pésimo ejemplo de poca estabilidad emocional.

Recordemos que ningún árbitro sale con el ánimo de hacer las cosa mal, él también quiere ser el mejor, quiere sobresalir y su ilusión es llegar a participar en una Copa del Mundo. 

Debemos reconocer que están en el terreno de juego para aplicar las Reglas de Juego, mantener el orden y el juego limpio, por eso reconocemos que cuando los jugadores le ayudan, acatando sus decisiones y respetando el Fair Play, el futbol se disfruta más, respetando a los adversarios, compañeros y a los espectadores.

Por otro lado, seria estupendo que los analistas del futbol profesional aprendieran a respetar el trabajo de los árbitros, más aún cuando fueron Exjugadores o Exárbitros, evitando calificar la labor arbitral con palabras que a veces utilizan para exhibirlos o denostarlos, como por ejemplo cuando comentan que: “el árbitro se robó el juego”, “parece un delincuente”, etc.

En resumen, es necesario inculcar valores fundamentales como el respeto a la labor del juez deportivo, ¿no cree Usted?...


Reciban un cordial saludo de su amigo

Enrique Mendoza Guillén