Nota completa...

 Por: Internet  

¿Miedo o reconciliación?

Para el cierre de la fase clasificatoria  (jornada 17) en donde hay juegos de alto grado de dificultad, ya que varios equipos buscan estar en liguilla y otros no descender, los encargados de las designaciones arbitrales dan la impresión de tener miedo de que los que han venido siendo su soporte y sacando avante el torneo no se sobrepongan al entorno, a la carga emocional y técnica y recurren por primera ocasión a siete internacionales, cuando el número máximo que habían usado eran seis (única ocasión en la sexta jornada). Además, pareciera que quieren reconciliarse con la AMA.

 

Después de las declaraciones contra el presidente, Héctor González Iñárritu, en donde mencionan que no hay sinergia entre silbantes y el susodicho presidente. Incluso, lo exhiben (balconean) que no está en su oficina, que siempre anda de viaje y que no se para en los entrenamientos.

 

¿Por qué hasta ahora lo declaran, si el señor González Iñárritu  está en ese cargo desde hace dos años y nueve meses? Claro, como no lo designó en la jornada 16, por eso despotrica. Además, si no hay sinergia, ¿por qué aceptan las designaciones del próximo fin de semana? Qué convenencieros.

 

Con respecto a las designaciones para los juegos que pueden ser trascendentales, esperemos que los silbantes se reivindiquen y pongan en práctica el inciso número 4 del boletín de prensa que dice que no consienten actos de violencia, faltas de respeto e indisciplina en su contra. Entonces, amárrense sus pantalones, interpreten, apliquen las reglas de juegos, incluidas las tarjetas adecuadas.

De las designaciones pareciera que es adecuada la de Óscar Macías para América-Atlas, esperando que le haya dado confianza y motivación su participación en Portugal. Con respecto a los juegos que decidirán el descenso: Monterrey-Monarcas y Atlas-Jaguares, en este último pitará García Orozco, en donde deberá demostrar por qué es uno de los candidatos al mundial del próximo año, estando muy atento en las áreas que es en donde han estado fallando durante todo el torneo.

 

Y para la confrontación entre regios y purépechas, estoy sorprendido de que le hayan dado la responsabilidad a Jorge Isaac Rojas, que ha tenido en los juegos importantes actuaciones deprimentes, por ejemplo la final del torneo pasado, cuando se le olvidan las tarjetas también en la tercera jornada de este torneo León-Pumas; y ahora en Haití-Nicaragua fue a poner en evidencia el arbitraje mexicano y todavía solicita por escrito a González Iñárritu su inhabilitación. ¡Por favor!

<- Más columnas