Nota completa...

 Por: Internet  

Devaluados

Siempre se había considerado que la plantilla de árbitros internacionales es la mejor preparada en todos los aspectos de cualquier federación y que para obtener el gafete se requiere de cierto número de partidos de la máxima división, como buenas calificaciones. Sin embargo, en el actual torneo, la Comisión de Árbitros les ha perdido confianza y como tal los ha devaluado al no usarlos sobre todo en las últimas jornadas. En la 12 puso a tres, en la 13 a dos, en la 14 a cinco, en la 15 a tres y ahora, en la trascendental 16 serán tres.

Incluso, entre los primeros cinco lugares  en cuanto a designaciones sólo aparecen dos FIFA: Santander Aguirre con 11 y Ramos Palazuelos con 10, pues los líderes son Fernando Hernández y Marco Antonio Ortiz, con 12 cada uno (contando el de este fin de semana). Por lo antes descrito, los designadores paran a cuarto portadores de gafete: Roberto García, quien no sancionó la mano de Tigres (¿ya le estarán pasando factura por lo del paro?), Erick Yair Miranda, quien no les satisfizo su labor en Santos-América, Luis Enrique Santander (¿todavía no regresa de Panamá junto con el responsable del área técnica, Rodolfo Cibrián?) y Jorge Isaac Rojas, cuarta jornada sin actuar (¿lesionado o lo hizo muy mal en aquel Monarcas-Chivas de la jornada 12?), pero sí lo mandan a la Sub 20 Pachuca-Cruz Azul.

Por tal motivo, repiten a Ortiz Nava no obstante haber inventado el penal en Querétaro-Jaguares, dándole uno de los juegos de más alto grado de dificultad Veracruz-Monterrey, pues los porteños se juegan el descenso.

Otras designaciones sorpresivas  son la de Eduardo Galván para Pachuca-Cruz Azul, de Miguel Ángel Flores para Chivas-León y la de Miguel Ángel Chacón Viveros para Toluca-Querétaro. La del señor Galván se le podría considerar de alto riesgo, porque a pesar de que llega a su octavo juego en este torneo, carece de personalidad e incluso de recursos para conducir este tipo de partidos. Con respecto a Flores Rodríguez, también será su quinto juego que muestra su irregularidad y la poca confianza de la Comisión. Pero la designación incomprensible es la del “fósil” de Chacón Viveros.  Éste es su torneo número 24, debutó en el Apertura 2005 y no logra convencer. ¿A qué se deberá que persisten en tenerlo ahí? Pareciera que tienen compromiso con él, porque no me digan que es mejor que Diego Montaño, que lleva nueve designaciones en este torneo y el susodicho Chacón Viveros, cuatro. Además, con 40 años y el tapatío con 32. Esto no es rejuvenecer la plantilla...

<- Más columnas