Nota completa...

Por: Internet 

El equipo de 52 colegiados preseleccionado para la Copa Mundial de la FIFA 2014™ empezó su trabajo en Río de Janeiro en el primer seminario preparatorio celebrado sobre suelo brasileño.

El seminario marca otro importante hito para los árbitros en su camino hacia la cita mundialista, que arrancó en septiembre de 2012 en Zúrich.

Procedentes de 46 países distintos, los árbitros se someterán a una serie de reuniones teóricas, evaluaciones médicas y actividades físicas hasta el viernes 31 de mayo, con la ayuda y el apoyo de los instructores de árbitros de la FIFA y de otros profesionales de diversas áreas, como la medicina, la tecnología, la fisioterapia, la comunicación y la administración.

La ceremonia de apertura y la presentación tuvieron lugar este domingo por la mañana, y en ellas participó el jefe del Departamento de Arbitraje de la FIFA, Massimo Busacca, que llegó a arbitrar en dos Copas Mundiales.

"Ahora nos encontramos en la fase final, es decir, en la etapa más intensa de este proceso que nos conducirá hasta el Mundial de 2014", explicó Bussacca. "¡Aquí todo el mundo juega al fútbol, en todas partes y a todas horas! Con toda esta pasión en la atmósfera, quiero que los árbitros respiren fútbol por los cuatro costados. Son ustedes los mejores de los mejores árbitros del mundo. Y se les pedirá que sean los mejores también sobre el campo, durante la Copa Confederaciones y durante la Copa Mundial de 2014".

En representación del Comité Organizador Local (COL), el director ejecutivo y director de operaciones, Ricardo Trade, dio la bienvenida a los árbitros internacionales con estas palabras: "En Brasil está despuntando una nueva era. Estamos experimentando un nuevo momento en todos los dominios. Entre otras cosas, estamos creando un nuevo estándar para optimizar la calidad de los campos en todos los estadios. De esta manera, los árbitros podrán disfrutar de los mejores terrenos para realizar su trabajo".

Cálida bienvenida
Trade, que acudió personalmente a saludar a los colegiados antes de tomar el avión para asistir a un evento de prueba en el estadio nacional Mane Garrincha de Brasilia, manifestó: "Tenemos el honor de innovar en esta Copa Confederaciones. En nuestros estadios implantaremos por primera vez la tecnología de línea de meta. En el COL nos estamos esmerando para que ese mecanismo funcione de la mejor manera posible, y para que los árbitros puedan adaptarse a él y tomar sus decisiones sobre el terreno de juego sin contratiempos".

Bebeto, miembro asimismo del COL, se conmovió visiblemente al recibir el aplauso unánime de los 52 candidatos, y aludió a algunas de sus experiencias como delantero de la selección nacional brasileña.

"Les doy la bienvenida a todos y cada uno de ustedes con los brazos abiertos, como amigos y como los visitantes más importantes de nuestro país", resaltó Bebeto. "Yo siempre tuve una excelente relación con los árbitros, siempre traté de ser un ejemplo dentro y fuera de la cancha. Junto con Ronaldo, que trabaja conmigo en el COL, estoy empeñado en garantizar que los céspedes de estas competiciones de la FIFA en Brasil estén en óptimas condiciones".

"Y con la colaboración de ustedes, la Copa FIFA Confederaciones será una asombrosa invitación abierta, un aperitivo de lo que ocurrirá durante la Copa Mundial de la FIFA 2014. Les deseo mucho éxito. Pueden estar seguros de que nos damos perfecta cuenta de su importancia: ustedes son vitales para el desarrollo de un buen partido de fútbol", sentenció.

El discurso de cierre de la jornada corrió a cargo de Ron DelMont, director general de la Oficina de la Copa Mundial de la FIFA en Brasil.

"Los árbitros que están hoy aquí son el símbolo de la pasión y el talento, y de lo serios que todos tenemos que ser. La capacidad de estos profesionales que desempeñarán un papel tan importante en las próximas competiciones de la FIFA en Brasil avala la celebración de un gran acontecimiento futbolístico", apuntó.

"Intentaremos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para brindarles a ustedes las condiciones necesarias para dirigir los partidos in situ. Y nosotros, los directores que actuamos fuera del terreno de juego, tenemos que hacer exactamente lo que ustedes hacen dentro. Tenemos que estar centrados, mantener el control y aislarnos de las presiones externas para hacer el mejor trabajo posible. Ustedes mandan sobre el césped, y yo les deseo el mayor de los éxitos durante sus mandatos en Brasil".